Obesidad y Sobrepeso ¿Para qué engordamos?

06.05.2016

 

En nuestro primer post, desarrollaremos este tema desde una perspectiva muy distinta a la convencional:

El sobrepeso y la obesidad no están relacionados, como se cree, con la

alimentación; sino con mecanismos biológicos que tienen que ver con la protección y el abandono.

Como en todos los posts que iremos publicando, partiremos de una mirada en la que "nuestro cuerpo no se equivoca, se adapta", por lo que siempre la perspectiva que compartiremos, partirá desde este lugar: Cualquier síntoma no es más que la adaptación de nuestro cuerpo a un campo de realidad, o entorno, que tiene o ha tenido características puntuales. En este caso, el de la obesidad y sobrepeso, seguramente nos encontremos con campos en los que el abandono y la desprotección han estado, o están presentes.

Si observamos al cuerpo desde su lógica y función biológica, veremos que la grasa cumple varias funciones en la naturaleza: de protección y amortiguación, aislante térmico, reserva energética para períodos de inanición, o la de hacer más grande el cuerpo para atemorizar al enemigo. Esto se observa, por ejemplo, en la bicapa lipídica que rodea las células o en la grasa que protege nuestro aparato digestivo. También se observa en animales que habitan climas fríos como los osos polares o los pingüinos o animales que saben que no van a conseguir alimento por un largo tiempo. Su grasa claramente cumple una función de protección o reserva energética. Más abajo desarrollaremos otras funciones biológicas que cumple la grasa corporal.

Por lo tanto, un cuerpo que genera mucha grasa, no es un cuerpo que funciona mal, sino un cuerpo que por algún factor externo, necesita protegerse, o aislarse de su entorno, o adaptarse con otros programas, como veremos.

En los animales, este programa biológico se activa, por ejemplo, cuando necesitan adaptarse a un clima frío. En el ser humano, que tiene la capacidad de abstraer, y de realizar analogías, esta necesidad de protección, de generar una reserva de alimentos, o de hacerse más grande para ser visto o atemorizar en la lucha, puede ser tanto real como simbólica. Real y simbólico, para el inconsciente biológico, es lo mismo.

Toda persona con sobrepeso, tiene necesariamente, un mecanismo de percepción por medio del cual, ha interpretado en su entorno cercano, uno o varios de los conflictos que compartiremos, y su biología ha respondido en consecuencia, generando así una adaptación a esa percepción.

Veamos entonces, cuáles son los programas relacionados al sobrepeso y la obesidad:

  • Conflicto de Inanición (acumular reservas energéticas, para afrontar carencias futuras): La persona ha tenido una percepción relacionada a que en un futuro no va a poder contar con alimentos. Esta, puede dispararse por haber pasado por esa experiencia en su vida de forma real, o simbólica. Vivida por él mismo, o vivida por un antepasado (por ejemplo alguien que haya pasado por situaciones de hambruna en la guerra). Algo muy común es la percepción de la alacena vacía, habiendo vivido en una familia en la que siempre había comida almacena-da por las dudas, su mente dice: "Se acabaron las reservas, por lo tanto voy a almacenar energía en mi cuerpo".

  • Conflicto estructural de abandono y separación (si me abandonan o me separo del clan, estoy en peligro): Puede tener connotaciones de peligro, ya sea de ataque, o de no tener acceso a alimento, y por lo tanto acumular reservas. La función de aumentar de peso siempre debe ser entendida como una prevención, por lo tanto debemos buscar el conflicto en el futuro, así como el sentido de la zona del cuerpo donde se da.

    Es muy estructural, así que nos es muy difícil encontrar un conflicto concreto que desate la obesidad o el sobrepeso. Suele tratarse de algo que se va repitiendo en el tiempo, a veces de forma insospechada pero que nos lleva a una sensación de peligro contínua.

  • Conflicto de pérdida y gestión corporal de duelos (Incorporamos a quien hemos perdido, aumentando un número de kilos relacionado a esa pérdida): La cantidad de kilos de sobrepeso pueden indicarnos la edad de esa persona al momento de morir, su fecha de muerte, o un número que hayamos relacionado con esa persona. Por ejemplo, en un aborto o una muerte, incrementamos la cantidad de kilos para seguir sintiendo el embarazo dentro de nosotros, o para seguir sintiendo a un esposo. Aquí se ve claramente, como lo que no se resuelve afuera, lo resuelve el cuerpo.

  • Conflicto de silueta (Conflicto de desvalorización estética por vernos demasiado gordos): El sentirse desvalorizado al verse al espejo por juzgar mi silueta como inadecuada, dará la orden al inconsciente biológico, de que necesitamos hacernos más grandes para impresionar más, o para defendernos de ese juicio. El conflicto de silueta protege la zona donde se recibe el ataque. Si nos sentimos atacados por estar gordos, la propia solución lleva a no bajar de peso, o a aumentar aún más.

  • Conflicto de lucha: Cuando un animal decide luchar, hará más grande su imagen para atemorizar al enemigo (vemos esto claramente en los gatos que erizan su pelaje, o en la melena del león macho). Nuestro cuerpo, responde también a ese programa biológico, cuando la percepción le indica que es momento de afrontar una lucha, como siempre, tanto real como simbólica.

  • Conflicto de notoriedad (me hago más grande, para ser visto o encontrado): Niños que engordan para llamar la atención de una madre que no los atiende. Niños que conforman una familia muy numerosa, y deben hacerse notar entre tantos hermanos. Personas que representan en el árbol genealógico a un ancestro que se ha perdido del clan, un muerto que no pudo ser recuperado, alguien que se fue y nunca regresó, o alguien en el exilio.

  • Conflicto de compulsión con la comida: Se debe a la falta de alimento afectivo. La grasa sustituye el contacto con el afecto que no tuve. También el alimento en exceso, es una forma de reemplazar al afecto materno no tenido. Como dijimos, el alimento en sí no engorda, lo que genera un aumento de peso, es la creencia de que éste sí lo hace, y la culpa resultante por comer de más. Este tema, el de la alimentación, es muy amplio por lo que lo desarrollaremos más detalladamente en otro post.

  • Conflicto de lealtad familiar: Si en mi familia todos tenemos sobrepeso, ser flacos nos hace distintos al resto, y eso implica la noción de ser abandonados por el clan, ir en contra de un mandato. El abandono en la naturaleza, lleva a una posible muerte, por lo que ese programa siempre es tenido en cuenta antes que otros por la biología.

  • Otros conflictos y funciones biológicas relacionados al aumento de la grasa corporal: La sensación de estar solo en un mundo hostil (protección). Función de retener líquidos (liquidez/dinero, necesidad de retener a la madre). Función de crear reservas (también de dinero). Sensación de estar perdido y sin dirección (Afecta a las suprarrenales y a la secreción de cortisol). Desvalorización e impotencia ante una situación de abandono. Aumento del abdomen para poder ser visto como alfa. Camuflaje y transformación (en masculino) ante un posible depredador. Conflicto de miedo frontal: Miedo a encontrarse un predador cara a cara (en peligro permanente).​

 

Espero que ahora puedas ver, que lo que te hizo engordar fue el miedo, el sentimiento de abandono, la falta de afecto, la desvalorización, la desprotección. Percepciones que expresaste por medio de impulsos inconscientes, y ellos se manifestaron en tu cuerpo.
La finalidad del síntoma no es la de perdurar, sino la de traernos un mensaje para ser visto, y luego disolverse. Pero nadie se cura, huyendo del síntoma, nadie adelgaza de forma consistente y sin efectos rebote, sin primero aceptar su autoimagen, sin reconocer la lógica de la percepción que te está operando.
Ese exceso de peso desaparecerá cuando te des cuenta que el miedo al abandono, a no tener para comer, al no ser reconocido, pertenecen al pasado y que ahora estás a salvo.
La grasa es una expresión física de tu necesidad de poner distancia con los demás, esta grasa ha sido un muro para protegerte, una barrera, que vos creaste. Cuando el peso desaparezca de tu mente y de tus emociones, abandonará también tu cuerpo. 

Please reload

Entradas Destacadas

El vacío existencial como base de la existencia

1/6
Please reload

Entradas Recientes